Principios básicos a la hora de vestir un traje con elegancia

¡Buenos días a [email protected]!

A la hora de vestir un traje, sobre todo en nuestras primeras veces, muchos hombres nos fijamos en la forma de vestir de otros hombres para tratar de aprender alguna buena práctica e ir por el buen camino. Esto puede ser una buena idea si los ejemplos reales en los que prestamos nuestra atención visten de forma correcta. Lamentablemente no siempre es así, ya que en nuestro entorno se cruzan cada día ejemplares poco recomendables, hecho que nos puede llevar a la confusión.

Eso no significa que, para ir a lo seguro, siempre tengamos que recurrir a los modelos de pasarela para tomar nota de hasta el más mínimo detalle. Suelen llevar al extremo ciertas reglas de vestir que, al final, no se aplican a las masas ya que siempre suelen ir un poco por delante de la tendencia actual. No obstante, sí que nos puede ser útil para salir de alguna duda trascendental.

Hoy queremos plasmar algunas de las normas básicas que, hoy en día, tenemos que tener en cuenta a la hora de vestir un traje a medida desmintiendo así falsas creencias que hayamos podido heredar por error de nuestro entorno. Las vamos a llamar los diez mandamientos del traje perfecto. ¿Empezamos?

traje a medida

1. Último botón desabrochado

Sea cual sea la ocasión, haga frío, nieve o llueva, jamás de los jamases deberá abrocharse el último botón de la chaqueta. Si su chaqueta es de un solo botón, no hay discusión, abróchese-lo. En el caso de que tenga dos botones (caso más habitual hoy en día), sólo se abrochará el de arriba. Si tiene 3 botones, se abrochará el del medio, dejando el de arriba para su elección.

2. Al tomar asiento, ¡botón fuera!

Puede parecer obvio, pero no todo el mundo se acuerda. Al sentarse, es imprescindible desabrocharse la chaqueta. De lo contrario, esta se deforma. Al desabrochar-la, permitimos a la chaqueta que siga su curso, dejando ver la camisa y la corbata.

3. Dejará ver el puño de la camisa

Uno de los mayores mitos hoy en día. Resulta muy estético y actual que el puño de la camisa se asome por debajo de las mangas de la chaqueta, un centímetro o centímetro y medio. De lo contrario, nuestro look puede parecer demasiado clásico, antiguo o peor aún…que no nos hemos preocupado en absoluto para causar una buena sensación. Si lo lleva así y alguien le comenta un día…”A ver si se compra un traje, que se te ha quedado corto de mangas…” Le puede responder tranquilamente… “A ver si lleva su traje fosilizado a un museo para que los científicos lo puedan estudiar…”

4. Accesorios si, pero ¿cuando y como?

Las corbatas son el complemento más utilizado a la hora de vestir con traje. Podemos encontrar una amplia gama de colores y texturas. Llevarla trasmite elegancia y formalidad, con lo que es perfecta para nuestro día a día laboral siempre que debamos causar buena sensación a nuestros clientes, jefes o proveedores. También para las ceremonias o celebraciones especiales. No obstante, para aquellas ocasiones menos formales, en días mas casual, mejor que prescindamos de ella sino queremos dar una impresión demasiado formal.

corbatas

Otro accesorio que sin duda es indicador de elegancia, son los gemelos, perfectos para una boda o otras celebraciones. Vestir una camisa con puños dobles y lucir unos bonitos gemelos siempre nos garantiza el éxito.

gemelos

¿Y por que no vamos a terminar el conjunto con un pañuelo? Este puede ir a juego con la corbata y/o camisa.

5. Los hombros ajustados

Normalmente no utilizamos un traje para ir a escalar o para jugar al padel. Un traje hay que lucirlo con elegancia, con lo que no es lógico que queramos hacer movimientos olímpicos. Como los cimientos en un edificio, el traje empieza por los hombros y si estos le sientan correctamente en su justa medida su sensación será perfecta. Un ancho de hombros demasiado grande puede dar lugar a un sobredimensionado del resto de la chaqueta y, con lo cual, le irá demasiado grande. El efecto contrario ocurre si nos queda estrecho de hombros.

6. ¿A quién le gustan las arrugas?

Un traje perfecto debe quedar sin arrugas, tanto en la chaqueta como en los pantalones. Si una vez vestido y con la chaqueta abrochada aprecia algunas, es que algo no va bien. Puede que le quede muy ajustado o demasiado holgado.

7. El bajo del pantalón

En algunas ocasiones hemos hablado sobre el equilibrio entre comodidad y ajuste perfecto. El bajo puede ser el más claro ejemplo de que no siempre nos resulta cómodo seguir los estándares de la moda actuales. Hay personas más susceptibles que otras a la hora de mostrar más o menos calcetín al sentarse. Así pues, mientras que lo recomendable es que estando de pie el pantalón se acabe justo donde empieza el zapato, sin dejar ninguna arruga en su caída, hay personas que lo prefieren un poco más largo para que no le quede demasiada pierna al descubierto al sentarse.

bajo pantalón

8. El largo de chaqueta

Los más fieles a los estilos clásicos la prefieren la chaqueta un poco más larga de lo habitual. El estilo actual recomienda que la chaqueta llegue a la base del dedo pulgar. No obstante, de la misma forma que ocurre con el bajo de los pantalones, el largo de la chaqueta va también a gusto del consumidor.

largo chaqueta

9. Combinación de colores

En otras ocasiones hemos hablado sobre algunos trucos a la hora de combinar correctamente los colores. Dejando de lado las combinaciones que son aptas entre diferentes tipos de texturas (lisos, a rayas, a cuadros, espiga, entre otros), tenemos que ir siempre en búsqueda del contraste. Nos reservaremos los colores más brillantes para las fiestas y/o ceremonias y el resto para el día a día laboral. Con toda probabilidad, la mayoría de los trajes que posea sean de colores más bien oscuros. Eso significa, que debe tener en cuenta colores de camisa más claros (el blanco es el que nunca falla sea cual sea el traje) y colores de corbata acordes con la misma pero siempre más fuertes. Le recomendamos que deje el negro para los recepcionistas de hotel y personal de ocio nocturno.

10. El corte entallado VS el corte clásico

Puede que sea desconocido para nosotros ya que muchas marcas no lo distinguen entre sus modelos. Para muchos fabricantes resulta más vendible un patrón de traje apto para varios tipos de cuerpo, ya sea de perfil entallado o no. Si alguna vez ha echado de menos sentir su chaqueta alrededor de su cintura, le recomendamos que pruebe un traje entallado a su cuerpo. Le hará sentir mucho mejor y, por supuesto, el resultado del look será perfecto.

corte entallado

Esperamos que esta guía básica les resulte de utilidad a la hora de vestir. Si lo desean, pueden dejar aquí sus consultas y las atenderemos con mucho gusto.

¡Saludos!

Síganos en Facebook

Damià Castells

Marketiniano at Blackpier
Informático de profesión.
Ejerciendo como tendero online.
Apasionado de la moda y las tendencias.
No existe una mala experiencia de usuario sino un problema de usabilidad en el diseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *